La historia del primer casino de Villa de Merlo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La historia del primer casino de Villa de Merlo

Mensaje por Ridick el Jue Nov 12, 2015 2:44 pm

“Colorado el tres”, cantó el tirador enfundado con su reluciente traje gris y corbata al tono, cuando el cilindro de la ruleta se frenó y la bolilla cayó en el hueco elegido por el azar. Sucedió el viernes 26 de febrero de 1965, día que se habilitó de forma oficial el primer casino de Villa de Merlo. Se llamaba “Casino Flamingo”. Años más tarde fue rebautizado como “Dos Venados”, nombre que perdura hasta hoy.
La iniciativa de tener un casino en Villa de Merlo nació hacia 1960. Ese año se completó el Censo Nacional que indicaba que en la comarca serrana vivían tan solo 1220 personas. La composición social y económica se basaba en las producciones rurales. El 23 de octubre de 1961 la Cámara de Diputados de San Luis en sesión ordinaria aprueba el proyecto presentado por el diputado Julio Falco para la “creación de Patente de Hoteles de Casinos en la localidad de Villa de Merlo”.
El impulsor de iniciativa sostenía que la apertura de un casino sería fuente de trabajo y un atractivo turístico para el poblado. Cuatro años más tarde, el 26 de febrero de 1965 (en el 2015 se cumplen 50 años), se inaugura el “Casino Flamingo”, que estaba regenteado por la empresa Adelantado SA, integrada por Luis y Narciso Machinandiarena. Luis actuaba en ese entonces como gerente de juego en la nueva sala.
El presidente de la empresa era Don Dean, que tenía lazos y vinculaciones con el artista Frank Sinatra. Esa relación con el cantante norteamericano alimentó la fantasía que llegaría a actuar a Villa de Merlo. Nunca sucedió tal cosa pero sirvió de promoción y ese mito se alimentó en el imaginario popular. Por aquel entonces, el casino contaba con una exclusiva sala “solo para hombres”, se cobraba entrada y muchos empleados llegaron desde Mar del Plata, entrenados para el juego del paño verde.
Según las recopilaciones históricas, la empresa que tenía la concesión del casino no cumplió con sus compromisos. En los dos primeros años debía construir un hotel con 180 habitaciones categoría “A” y dos moteles, con habitaciones con baño privado y cocheras. De acuerdo con otros relatos, si bien la empresa incumplió con esa inversión, tampoco el gobierno provincial hizo lo comprometido, que era la mejora de los caminos de acceso a Merlo para que los visitantes pudieran acceder con facilidad al casino.
Los desacuerdos entre los concesionarios siguieron hasta que se puso fin al contrato y el Estado provincial se hizo cargo. Fue en 1967 cuando se cambia el cambia el nombre y se bautiza como “Casino 2 Venados”, tal cual se lo conoce hoy. El funcionamiento del casino no mejoró. Primero fue administrado por el Banco de la Provincia, luego por el Ministerio de Bienestar Social. En 1983 pasó a depender de la Caja Social. En 1992 se firmó un nuevo contrato de privatización que caducó en 1995. En la actualidad, el casino Dos Venados está bajo la responsabilidad de la firma Slots Machine SA.
FUEGO
A partir del 1967, ya en manos del Estado, se sucedieron una cantidad de episodios, algunos de ellos violentos, ante la sospecha que el casino cerraría. Los empleados temían ser despedidos y se acrecentaban los rumores que el casino sería desmantelado. En horas inadecuadas y ante pocos ojos se sacaron mesas y cilindros. En 1971 se decidió que los empleados se dividirían en dos turnos, y algunos trabajarían en Merlo y otros en el casino abierto en San Luis capital. Esa propuesta no conformó. Y perduró la puja. Con los meses, los incidentes se aplacaron. Y algunos empleados aceptaron trabajar en San Luis. Sin embargo, lo peor estaba por venir. El 30 de agosto hacia las 15.30 se inició un incendio en la confitería del casino. Las llamas lo consumieron todo. Nunca se esclareció el origen del siniestro pero la sospecha de que fue intencional perdura hasta hoy.
El fuego se llevó todo. El 80 por ciento del edificio ese consumió. Sólo se salvó la caja fuerte y su contenido. Se decidió entonces que el casino funcione en el Hotel San José. La reconstrucción del casino se hizo hacia fines de 1976 y se reinauguró el 7 de enero de 1977, en el lugar que hoy se conoce: al pie de las sierras, cerquita del arroyo El Tigre y precedido por el reloj solar del diseñador Pérez Celis, llamado “el ojo del tiempo”, una obra monumental que marca la lectura del tiempo.
avatar
Ridick



Masculino Mensajes : 514
Fecha de inscripción : 09/06/2014
Edad : 31
Localización : Habana

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.